Carmen MontesLa coordinadora Nacional Oficina Perú de Tierra de Hombres Holanda, Carmen Montes, nos habla, entre otras cosas, sobre el rol del Estado frente a la Explotación Sexual de Niños, Niñas y Adolescentes (ESNNA) y las limitaciones de la educación sexual en los programas escolares.

1)      ¿Es comparable la magnitud del problema de la ESNNA en el Perú con la de otros países en los que trabaja TDH Holanda? 

Los contextos son diferentes, las características pueden variar, pero en relación a la magnitud y a las consecuencias de la explotación sexual infantil en todos los países donde interviene Tierra de Hombres Holanda son similares, está en la primera parte de captación y luego que se impliquen en estas redes de mafia.

La experiencia que podríamos tener aquí en Perú es como la que se puede tener en Filipinas siempre con las particularidades de cada país. Sin embargo, en términos de la problemática y de cómo se presenta y también a veces la frustración que se siente al no poder avanzar lo suficiente es muy parecida. 

2)      ¿Existe voluntad política y presupuesto para implementar lo que señala?

Yo creo que sí hay cierta voluntad política, no en todos los sectores, pero se está dando algunos avances a pequeña escala. Lo que sí, obviamente, falta, como en muchos temas de explotación infantil, es el presupuesto. En este aspecto, hay que ser hincapié en que no solamente es la voluntad política, o firmar las normas, o continuar con los planes de acción por la infancia y adolescencia tanto en el nacional como regional sino que ello venga acompañado de un presupuesto, que es lo que lo operativiza. 

3)      ¿Cuáles son los principales aspectos que debería abordar el Estado Peruano en los tres niveles de gobierno, para una lucha eficaz contra la ESNNA en el país?

Hay tres componentes básicos que se deben abordar. Uno que es el de prevención, que abarca todo tipo de niveles como el informativo y el de mejora de las condiciones de vida de las familias en el país. También, tenemos la parte de protección a las víctimas de explotación sexual, que incluye junto todo lo que es la promoción y restitución de los derechos. Además, hay un aspecto que a veces olvidamos, que es el de la persecución a los grupos, que son los explotadores.  

4)      ¿En cuál de estos aspectos trabaja el proyecto “Cambiando Historias” y cómo ve sus avances? 

Básicamente en los 3 aspectos que mencioné, el de prevención, promoción y protección, que viene a ser la restitución de derechos. En la parte preventiva se está trabajando con escuelas, inclusive se ha hecho un manual el cual ha sido entregado a los centros educativos, tanto en primaria como en secundaria, porque es importante iniciar desde muy pequeños. Con respecto al tema de protección y atención  a las víctimas, vemos lo relacionado a la restitución de derechos. Para ello, se trabaja también con la familia porque muchas veces ellos son un detonante por el cual este niño o niña sea explotado, además de todo lo concerniente al tema de prevención de los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Creo que se han tenido logros bastantes significativos junto a un proceso de incidencia con los gobiernos locales y el gobierno regional, se está fortaleciendo a la comunidad de San Juan, que es el distrito básico de intervención, y también se está apoyando algunas acciones como ha sido el Plan Nacional Acción por los Niños o el Plan contra la Trata y la Explotación Sexual de los Niños, Niñas y Adolescentes que tiene el gobierno regional.

En el 2013, hemos logrado retirar a  15 niños, niñas y adolescentes de la situación de explotación sexual, lo cual creo que es un gran logro del equipo. No fue fácil, ha sido un trabajo de articulación con la familia y escuela. Además, de continuar la labor de restitución con los involucrados en esta situación de explotación. 

5)      En el país los derechos sexuales y reproductivos de los adolescentes son limitados ¿Qué opina al respecto?

Es importante que ellos puedan acceder a los servicios sin la necesidad de estar acompañados por un adulto. Pensemos en nosotros cuando éramos adolescentes, quién de nosotros hubiese querido ir con los padres. Al ser así, los adolescentes se encuentran en condiciones de alto riesgo, de contraer un embarazo no deseado, una infección de transmisión sexual, entre otras. Es por ello que es importante que hagamos algo en relación a la legislación.

Fuente: CHS Alternativo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *