La explotación sexual de niñas, niños y adolescentes es un problema grave en nuestro país, que transgrede los derechos fundamentales de las niñas, niños y adolescentes, y afecta tanto en su desarrollo como en su bienestar psicológico, social y físico. Lamentablemente, no hay cifras exactas que puedan evidenciar la problemática porque esta suele ser clandestina, sin embargo, según fuentes internacionales, se calcula que a nivel mundial millones de niños, niñas y adolescentes son explotados sexualmente. 

Esta problemática consiste en la utilización de menores de edad en actos sexuales y /o eróticos para satisfacción de los intereses y deseos de una persona o grupo de  personas a cambio de remuneración o promesa de remuneración económica o cualquier otro tipo de beneficio o regalía.  

Modalidades

  • La incitación o la coacción para que un niño, niña y/o adolescente se dedique a cualquier actividad sexual ilegal.
  • La explotación del niño, niña y/o adolescente en la “prostitución” u otras prácticas sexuales ilegales.
  • La explotación del niño, niña y/o adolescente en espectáculos o materiales pornográficos.